Hiparquía, nació en Maronea, Grecia, en el 350 a.n.e . Y murió en el 300 a.n.e, a los 50 años de edad. Nacida en una familia acomodada, rechazó sus riquezas y poder social junto con la cultura oficial ateniense; que recluía, excluía y subordinaba a la mujer. Porque a la edad de tan solo 15 años decidió unirse a los cínicos, junto con Crates. Ella lo conoce cuando, él se vuelve maestro de su hermano Metrocles, que también se convertiría en un cínico, de hecho amenazó con suicidarse si no se casaba con él.

hiparquia-y-crates
Crates e Hiparquía.

Para entender mejor el gran cambio que supuso para Hiparquía tomar esta decisión, un poco de cultura general. Se les denominaba cínicos, a aquellos que pertenecían a la escuela cínica. Esta se fundó en la Antigua Grecia por Antístenes, él y sus discípulos le dieron un nuevo giro a la doctrina socrática, considerando que la civilización y su forma de vida era un mal y que la felicidad venía dada siguiendo una vida simple y acorde con la naturaleza. El hombre con menos necesidades era el más libre y el más feliz.

Los cínicos fueron famosos por sus excentricidades y actitudes irreverentes. Aspiraban a identificarse con la figura del perro, por la sencillez y desfachatez de la vida canina.

Alcifrón retrata a un cínico de la siguiente manera:

Es un espectáculo horrible y penoso de ver, cuando agita su sucia melena y te mira insolentemente. Se presenta medio desnudo, con una capa raída, una bolsita colgante y, entre sus manos, una maza hecha de madera de peral silvestre. Va descalzo, no se lava y carece de oficio y beneficio. No quiere saber nada de su hacienda ni de nosotros, sus padres, sino que, por el contrario, nos reniega, pues afirma que todas las cosas son obra de la naturaleza y que la unión de elementos es la causa de la generación y no los progenitores. Evidentemente, desprecia el dinero y aborrece el cultivo de la tierra. No tiene sentido de la vergüenza y el pudor se ha borrado de su rostro.

 

Siendo así, se puede entender el gran shock cultural y el desacuerdo que debe de haber generado su decisión, en una cultura donde la mujer valía menos que nada. De hecho Teodoro, un filósofo cirenaico tuvo un encontronazo con Hiparquía. Al parecer Teodoro no era muy partidario de que Hiparquía asistiese, por ser mujer, a los banquetes con Crates. La despreciaba sobre todo porque se dedicó a la filosofía. Al parecer durante un banquete , Hiparquía le dejó en evidencia. Teodoro le preguntó si era ella la que había cambiado la rueca por la filosofía, a lo que Hiparquía le contestó con una pregunta retórica si creía él que había hecho mal en dedicarle al estudio lo que por su condición femenina le hubiese correspondido dedicarle a las tareas domésticas. Enfadado Teodoro, parece ser que le arrancó la ropa intentando dejarla en evidencia, pero al igual que una Friné, su desnudez sólo sirvió para justificar su acción:

A esto nada opuso Teodoro, contentándose con tirarla de la ropa; pero ella no se asustó ni turbó como mujer, sino que como Teodoro la dijese:
¿Eres la que dejaste la tela y lanzadera?
respondió: «Yo soy, Teodoro: ¿te parece, por ventura, que he mirado poco por mí en dar a las ciencias el tiempo que había de gastar en la tela?».

Laercio VI

f15d1f74e4d9c827ebfbdc72ab733c64
Hiparquía, de Maronea.

A su muerte, los filósofos cínicos declararon una fiesta anual en su honor . Hiparquía escribió tres libros pero no se conserva ninguno de ellos: Hipótesis filosóficasEpiqueremas y Cuestiones a Teodoro llamado el Ateo. Se conserva un epigrama de Antípatro, dedicado a Hiparquía y titulado “A las mujeres:

Yo, Hiparquía, no seguí las costumbres del sexo
femenino, sino que con corazón varonil seguí
a los fuertes perros. No me gustó el manto sujeto
con la fíbula, ni el pie calzado y mi cinta se
olvidó del perfume. Voy descalza, con un bastón,
un vestido me cubre los miembros y tengo
la dura tierra en vez de un lecho. Soy dueña
de mi vida para saber tanto y más que las ménades para cazar.

 

En conclusión Hiparquía fue una mujer que rompió las reglas sociales, y que marcó un precedente, siendo una de las primeras mujeres filosofas y la única cínica. También hizo historia, al luchar contra una sociedad patriarcal, machista y misógina, haciéndose “visible” en una sociedad en donde la mujer no lo tenía permitido, convirtiéndose así en una de las primeras feministas.

Por: Miriam Lamas Amezcua.

Fuentes:

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s